R A                

 

 

 










 

    Todas las sociedades, las comunidades y las Organizaciones afrontan conflictos en diferentes oportunidades.  Las disputas son un hecho real.  Existen cuando las personas compiten para alcanzar objetivos que parecen incompatibles.  La Resolución Productiva del conflicto depende en su mayor parte  de las cualidades de los participantes para idear procedimientos eficaces a la Resolución de problemas sobre la base de la cooperación mutua, excluyendo la desconfianza y la animosidad.

    Las personas que afrontan conflictos, a menudo necesitan ayuda para resolver sus controversias.

    A escala mundial, la cooperación se está convirtiendo en la clave de la supervivencia humana.  La cooperación no significa el fin de la competición, no eliminaremos nuestras diferencias, pero podemos enfrentarlas más constructivamente.  El camino que lleva del enfrentamiento a la cooperación es la Mediacion.

    Sin lugar a dudas, el recurrir a los tribunales es siempre costoso y siempre demasiado largo.   En el juicio, las personas que tienen posiciones encontradas, son representadas por sus abogados, no pudiendo tener participación directa  en la exposición del problema ni mucho menos en la decisión del mismo.  Además en este método de resolución abversarial de controversias, los conflictos pierden la privacidad que deberían tener.

  Proceso No-Abversarial

  Poder de decisión de las partes

  Auto Resolución de los conflictos

        La Mediacion es un procedimiento no abversarial de resolución de controversias mediante el cual las partes recuperan su auto estima, pues se sienten capaces de volver a tomar  las riendas del rumbo de sus destinos, ya que no delegan la  resolución del conflicto a un tercer individuo para que decida  por ellas, sino que el poder lo retienen las personas, son ellas mismas las protagonistas y participantes de la Resolución alcanzada, por lo que  asumen el control de la propia situación haciéndose responsables de la decisión y de cómo llevar adelante el Acuerdo alcanzado.

    El Mediador  desempeña el rol de simple comunicador entre las partes y no es árbitro ni juez, ya que no es él quien resuelve en definitiva, sino que lo hacen las partes mismas.   

    Los Mediadores son los defensores de un proceso equitativo, y no de un determinado resultado. Carecen de poder de decisión autorizado.  Esto es lo que los distingue, básicamente, del juez o del árbitro.

    La función del Mediador es algo así como la de los operarios que reparan las líneas telefónicas en malas condiciones, para que no se produzcan interferencias que dificulten  el entendimiento en las comunicaciones, posibilitando de esta manera que lo que cada parte exprese sea  interpretado por la otra parte en su esencia, libre de las interferencias producidas por resentimientos, desconfiaza  y/o resquemores.

  Flexible y Voluntario

        Es flexible en el sentido de que el proceso no sigue un orden predeterminado y que no está sometido a las reglas legales.

    Es voluntario porque las personas ingresan al mismo por propia decisión, ellas mismas determinan cual es la información que transmiten y cual ocultan, deciden si llegan o no a un acuerdo y se retiran cuando ellas así lo estimen, en el mismo instante en que dejen de sentirse cómodos.  Nadie está obligado a permanecer en contra de su voluntad. Por lo tanto, los acuerdos que se logran son muy eficaces, teniendo una mayor probabilidad de éxito  por la carga emocional que posee algo que decidimos en conjunto.

  Eficacia y equidad

Contempla los intereses de ambas partes, es un proceso de triunfo, todos ganan, el énfasis no está puesto en quien gana o pierde sino en establecer las necesidades de los participantes y esto es precisamente lo que lo hace  eficaz, porque el tiempo  no se malgasta y los recursos son aprovechados integralmente. 

  Confidencialidad

Es confidencial, pues se firma un acuerdo de Confidencialidad, donde se establecen las reglas del proceso y se garantiza que nada de lo que allí se hable va a ser transmitido fuera del ámbito del procedimiento.  Tampoco el Mediador podrá reproducir nada de lo que en este procedimiento se diga, ni ser citado como testigo, pues lo ampara el secreto profesional.

  Apunta hacia el Futuro

         El juez examina el pasado y evalúa “los acuerdos concertados por las partes, las violaciones que una cometió en perjuicio de la otra”, y “las normas acerca de la adquisición de derechos, responsabilidades, etc., que están conectadas con estos episodios”  “Cuando él ha adoptado su posición sobre esta base, la tarea ha concluido” (Eckhoff, 1966-67, pág. 161).

    En cambio, el Mediador trabaja para reconciliar los intereses competidores  las  partes involucradas.  Su meta es la de ayudar a las mismas a examinar el futuro y sus intereses o necesidades, y a negociar el intercambio de promesas y relaciones que serán mutuamente satisfactorias y se ajustarán a las normas de equidad de dichas partes.

   Economía en tiempo y dinero.

          Utilizando la metodología de la Resolución Alternativa de Controversias, los conflictos se resuelven  en algunas sesiones a diferencia de un proceso judicial largo y costoso, en tiempo y energías.

  Creatividad

Logra, poniendo en funcionamiento nuestro pensamiento creativo, que es el relacionado con los procesos mentales de la perspicacia, la creatividad y el ingenio, encontrar un mayor número de soluciones que las que los participantes perciben desde sus posiciones actuales, activando su capacidad de negociación en base a sus verdaderos intereses y necesidades, es decir, lograr que se pongan sobre la mesa todas las probabilidades, con lo cual se facilitará el arribo a un acuerdo en el que ambas partes se  sientan  ganadoras.

  Transformación en la posición frente al conflicto

        Los que intervienen en este proceso ya no van a sentir que la decisión está afuera, sino que comienzan a percibir desde la perspectiva del otro y con ello, lograran ver la implicación, la responsabilidad del accionar.  “Ya no somos adversarios, simplemente existen diferencias,  pero ahora comprendemos que nuestras acciones, como individuos, pueden superarlas”.  

    Sin  embargo, este procedimiento no sustituye a la justicia, ni es una panacea.  Los conflictos pueden solucionarse, pero hay que trabajar con las partes para que puedan encontrarse y dejar la posición de enfrentamiento.

  Reducción de la rivalidad

  Mejoramiento de la Calidad en las relaciones humanas

        Reduce la rivalidad y mejora la calidad en las relaciones humanas ya que alienta la comunicación entre las partes posibilitándoles corregir sus percepciones.  Si bien este proceso no es didáctico, la participación activa que el mismo requiere, constituye el aprendizaje de nuevos conocimientos y experiencias que podrán ser usadas en nuevas situaciones de conflictos.[1]

 


[1] El Proceso de Mediación.   Christopher  Moore

 

 

                      

                                        Principal          Concepto       Negociacion           
                       
Mediacion            Honorarios           Contacto          Proceso