San Isidoro de Sevilla

Semblanza biográfica(1)

(Cartagena o Sevilla 560/570 † Sevilla 4-IV-636)

 

1. VIDA

Su familia era originaria de Cartagena (capital de la Cartaginense). Era el más joven de cuatro hermanos: Leandro (anterior obispo de Sevilla) Fulgencio y Florentina. Su Padre era hispano-romano y su Madre posiblemente de origen visigodo. Esto haría de Isidro un modelo de la simbiosis cultural que produjeron las invasiones bárbaras en la península ibérica.

La formación la debió recibir inicialmente de su hermano mayor Leandro. Pudo haber también influjo de una escuela monástica o episcopal en Sevilla. Cultivó el griego que en España seguía teniendo cierta vigencia por la presencia Bizantina en la península. Esto le permitió acceso a los escritores clásicos que luego fomentará.

No se sabe a ciencia cierta si llegó a ser monje. El hecho de que haya escrito una Regula monachorum no es dato cierto para afirmarlo.

Hacia el 600 después de la muerte de su hermano es nombrado obispo de Sevilla. En el 619 celebra el Concilio II de Sevilla. Conocedor del Derecho Romano comienza Isidoro a usarlo e incorporarlo a los decretos y actas de las reuniones eclesiásticas.

En el 633 preside el Concilio Toledano IV. Su influencia es notable en lo que respecta a la formación de los clérigos y la liturgia. Se cree que redactó el «ordo celebrando concilio» matriz de los subsiguientes Concilios toledanos.

Durante cuarenta años de episcopado Isidoro influyó en toda la vida nacional española. Contribuyó por medio del influjo personal sobre los Reyes visigodos a la unidad cultural y religiosa de la península ibérica.

Redempto, clérigo de Sevilla nos ha dejado el testimonio de su muerte: cuatro días antes de su muerte practico en el coro de la Iglesia de San Vicente el rito de la penitencia, y exhortó a todos a la caridad y unión fraterna. Muere luego tranquilamente en su celda. El Concilio General Toledano VII (653) lo declara «Doctor insigne, la gloria más reciente de la Iglesia católica». Su culto adquiere pronto renombre. Su cuerpo es trasladado en el S. XI a León donde se construye la Basílica de San Isidoro donde hoy en día se guardan sus reliquias. Inocencio XIII lo declaró Doctor de la Iglesia el 25-IV-1722.

2. OBRAS(2)

Históricas: La Chronica mundi es una historia univ. que describe los acontecimientos desde el pcpio. del mundo hasta el año 615, se continúa con su Historia Gothorum, Vandalorum, Sueborum. Fue escrita en 624; célebre el prólogo: De laude Spanie. Complemento histórico es el De viris illustribus (615-618)

La gran obra de Isidoro son las Etimologías. Es un compendio gigante del saber de toda la antigüedad pagana y cristiana hasta el siglo VII. La escribe a pedido de su gran amigo San Braulio obispo de Zaragoza. Abarca los temas de Dios, el hombre, las artes liberales, medicina, apicultura....etc. Es importante el influjo que tuvo posteriormente documentado por los más de 1000 manuscritos que hoy en día se conservan.

Teológicas: El libro de las Sentencias: Es un compendio de fe (libro I) y de moral (libro II). Fue uno de los libros más leidos durante la Edad Media. Por el aspecto sistemático preludia la escolástica. El libro I (De Summo bono) trata en 30 caps. los atributos divinos y el conoc. de Dios; su eternidad; la creación del mundo; el mal; los ángeles y la naturaleza humana; Cristo y los Santos; la Iglesia, las herejías y el paganismo; las diferencias entre el A.T. y el N.T.; sobre el Símbolo de la fe, el bautismo y los sacramentos; la Escatología. Los libros II y III sobre las virtudes teologales, la gracia y las virtudes en general.

- Años más tarde, Tajón, obispo de Zaragoza (siglo VII) compone una Sentencias en 5 libros inspirándose en S.Isidoro. En el siglo XII Pedro Lombardo (el Maestro de las Sentencias) compondrá las suyas de la cual son tributarios Alberto Magno, Santo Tomás y San Buenaventura.

A pedido de su hermana Florentina escribe su tratado De fide catholica contra judaeos. Es una exposición sobre la verdad del cristianismo y el cumplimiento de las profecías del A.T.

Obras escriturarias: In libros veteris et novi Testamenti prooemia, es una introducción al canon y a cada uno de los libros, algo parecido a los prólogos modernos de las ediciones de la Biblia. De ortu et obitu patrum (Del nacimiento y muerte de los padres de la Biblia) es una descripción biográfica de 64 personajes del A.T. y 22 del N.T. El Liber numerorum es un manual pastoral nemotécnico para los predicadores, que añade una interpretación mística a cada una de las cifras. Siguiendo a Orígenes en la exégesis alegórica y anagógica escribe dos obras: Allegoriae quaedam sacrae Scripturae y Mysticorum expositiones sacramentorum seu quaestiones in Vetus Testamentum

En el campo de la Liturgia escribe el De ecclesiasticis officiis, un manual escrito para su hermano Fulgencio. Es de particular importancia para el estudio de la liturgia visigoda. (3)

Para el crecimiento de la vida espiritual escribió el Synonimorum de lamentatione animae peccatricis libri II. El escrito se desarrolla en forma de diálogo de un hombre pecador con su razón. Para la vida monástica dejó su Regula monachorum que rigió no pocos monasterios de España especialmente aquellos bajo la influencia de San Fructuoso.(4)

Desde el punto de vista canónico se le atribuye la compilación de la colección llamada La Hispana (Collectio Canonum Ecclesiae Hispaniae) que ocupa todo el tomo 84 de la Patrología latina de Migne. Esta colección de cánones rigió a la Iglesia Española hasta la reforma Gregoriana. En la primer parte trae los Concilios y decretales Pontificios desde el Papa Dámaso (378) hasta Gregorio Magno (600); la segunda parte incluye Concilios provinciales Griegos, Africanos, Galicanos y Españoles desde el de Elvira (206?) hasta el XVII de Toledo (694).


Notas

 

1. Cf. U. DOMINGUEZ DEL VAL, Isidoro de Sevilla, en: Diccionario de Historia Eclesiástica de España [sigla DHEE] II, 1211-1214. Cf. también: PÉREZ DE URBEL, J., San Isidoro de Sevilla. Su vida, su obra y su tiempo (León 1995); FONTAINE, JAQUES, Isidore de Seville et la culture classique dans l'Espagne wisigothique (Paris 1954) 2 vols.; Nueva ed. en 1983 con un vol. de notas complementarias y suplemento bibliográfico; otra ed. Brepols (Turnhout 2000); MADOZ, J., San Isidoro de Sevilla, semblanza de su personalidad literaria (León 1960).

2. Cf. lista detallada en art. cit. 1212-1213 y en S. FERNANDEZ ARDANAZ, Escritos y Autores Hispanos de los siglos VI-VII, en: Historia de la Teología Española, = HTE, Fundación Universitaria Española (Madrid 1983) I, 323-25. 

3. Recientemente ha aparecido la primera traducción castellana de la obra: ISIDORO DE SEVILLA, De los Oficios Eclesiásticos, Introducción y traducción del latín por Antonio Viñayo González, Editorial Isidoriana (León 2007).

4. Cf. texto en: Santos Padres Españoles, BAC (Madrid 1971) T.II, 90-125.


  Volver al índice de documentos


© Fernando Gil - Ricardo Corleto, 1998-2003
© Pontificia Universidad Católica Argentina, 2003
Todos los derechos reservados

Este texto forma parte de los Documentos para el estudio de la Historia de la Iglesia Medieval una colección de textos del dominio público y de copia permitida relacionados a la historia de la Iglesia Medieval.

Salvo indicación contraria, esta forma específica de documento electrónico está amparada bajo derechos de autor. Se otorga permiso para hacer copias electrónicas, su distribución en forma impresa para fines educativos y uso personal. Si se reduplica el documento, indique la fuente. No se otorga permiso alguno para usos comerciales.