DON CARLOS Y SU HERMANO

 

 

CARLOS AMEGHINO

Nació en Luján, Provincia de Buenos Aires, el 16 de junio de 1865 y recibió su primera educación en esa misma localidad. Desde un comienzo acompañó a su hermano Florentino en las excursiones que éste realizaba por las márgenes del río Luján y en 1885 ambos efectuaron un viaje de exploración al Chaco. Cuando el 8 de julio de 1886 se designó a Florentino Ameghino como subdirector y secretario del Museo de La Plata , Carlos tomó el puesto de naturalista viajero y comenzó sus expediciones a la Patagonia. Fue así como en el seno de la institución platense efectuó un primer viaje entre enero de 1887 y septiembre del mismo año. Recorrió el río Santa Cruz y llegó hasta el lago Argentino realizando importantes descubrimientos. Un año después llevó a cabo un segundo viaje para explorar la cuenca del Chubut. Luego, por ciertas diferencias que se generaron con Francisco Pascasio Moreno tanto Florentino como Carlos se alejaron de sus respectivos cargos. “En la vida de Carlos Ameghino hay dos períodos perfectamente definidos: la del explorador y la del hombre de gabinete. Fue, en aquél, el colaborador más eficaz y consciente de Florentino Ameghino; fue, en éste, mártir de sus íntimas convicciones que celosamente propuso a fin de no dar pábulo a la versión insidiosa de querer suplantarse a la gloria de su propio hermano. La producción científica de Florentino Ameghino no habría sido tan grande sin la existencia de Carlos. Hasta ahora -casi podría decir, teóricamente - todos cuantos han escrito de aquél han señalado la ayuda que desinteresadamente éste constantemente le prestó; pero hoy, que se han publicado las cartas cambiadas entre ambos en el largo período que va desde fines de 1881 hasta comienzos de 1905, se comprueba que la ayuda material en el campo, además de ser inmensurable era a la par científica. No se trataba de un simple recolector. era el viajero que hizo los relevamientos geológicos publicados por Florentino -como éste lo reconoció muchas veces- el que remitía las colecciones en gran parte clasificadas; el que muchas veces le resolvió enigmas.”[1]

Cuando en 1911 falleció Florentino Ameghino, el Dr. Ángel Gallardo ocupó la dirección del Museo y le ofreció a Carlos la jefatura de la Sección de Paleontología de Vertebrados. Más tarde lo sucedió al Dr. Gallardo cuando éste se alejó del cargo por la Presidencia del Consejo Nacional de Educación. Estuvo al frente de la entidad hasta 1923. Durante sus años de desempeño en el Museo trabajó intensamente en las barrancas de Miramar, Provincia de Buenos Aires.

En 1927 el Gobierno Nacional le otorgó, por ley y debido a los servicios prestados al país, una jubilación especial pues la que cobraba por entonces no le alcanzaba para vivir dignamente.

Carlos Ameghino publicó alrededor de unos 25 trabajos y una serie de notas cortas. Educó con su ejemplo. Dejó varios discípulos que siguieron sus huellas y su pasión por la práctica paleontológica. Falleció el 12 de abril de 1936.

 


[1] Milcíades Alejo Vignati, Revista del Museo de La Plata , nueva serie, Sección Oficial, 1936, Universidad Nacional de La Plata , Instituto del Museo.