Civilización Guaraní

 

Principal
Biografía
Cronología
Obras
Civilización Guaraní
Bibliografía
Álbum de fotos
Contáctenos
Vínculos

La Civilización guaraní: descripción de una sociedad de libres e iguales.

Un primer aspecto del carácter de su estudio se pone en luz de la serie de definiciones que encontramos en el siguiente paso : << Las ciencias sociológicas son naturales , y las ciencias naturales no pueden ser áridas , porque la Naturaleza es vida, y solo en la vida hay poesía. La aridez está en nosotros, cuando nuestra materialidad nos hace sordos a esa poesía. Arido es lo que no comprendemos .

No es por estar cerca del corazón que el cerebro ve menos claro, bastando que no se deje dominar. En todo caso más oscurece el odio que el amor, y en tratándose de personas y razas, es axioma que el comprenderse es quererse. La armonía no puede ser sino amor, porque la Naturaleza, obra divina, es armónica hasta en lo que nos parece malo y absurdo>> (La Civilización Guaraní, Higiene, pagina 13).

Familia GuaraníEn realidad la Civilización Guaraní es vista mucho mas con los ojos del científico que del idealista , y la <<materialidad>> encuentra su lugar exactamente en la poesía de la vida, en la medida en que << nada debemos despreciar de aquello que existe o ha existido, porque cada cosa tiene o ha tenido su razón de ser>>. La oposición materialidad - poesía no es en efecto de tipo metafísico, sino de tipo moral. Materialidad y espiritualidad (poesía) se pueden identificar, en su significado social, en egoísmo y altruismo. << El carácter espiritual se explica fácilmente, una vez reconocida la organización social y económica, de la cual el carácter es a la vez causa y efecto. Porque donde no hay lucha por intereses materiales, hay espiritualidad, como viceversa donde hay lucha por los intereses personales todo se materialisa y aún cuando debería ser espiritualmente puro se mezcla siempre a las consecuencias del grotesco realismo de la necesidades materiales y del temor egoísta de no poder satisfacerlas. Al contrario, una vez eliminados los intereses particulares, y hecha inútil toda lucha entre los individuos, poniendo en su lugar el interés común únicamente, la materialidad de la vida deja de ser la preocupación dominante y el dominio de nuestras acciones pasa mas bien al espíritu y a los sentimientos.>>(Ivi, pagina 195). Es bastante clara la afirmación de la identidad de intereses particulares y materialidad, y del interés común que es contemporáneamente causa de espiritualidad y espiritualidad misma. En términos mas modernos , Bertoni quiere decir que existe la posibilidad para el hombre de superar el desequilibrio entre su yo (o su imaginario) alienado y el mundo a la condición de una vida social en la cual las relaciones de producción no hagan necesario el desarrollo de una estrategia de sobrevivencia individualizada. La investigación etnológica se configura por lo tanto como investigación ( no la observación, sino <<el entenderse>> ) sobre mecanismos socio-culturales que están a la base del la relación entre los seres humanos entre ellos y con el ambiente : y en este sentido es mas estructuralismo que funcionalismo. Si la condición para lograr una vida espiritual es por lo tanto la eliminación de las necesidades materiales individuales en cuanto articulación de intereses particulares ( Bakunin decía : << la igualdad de todos es una condición fundamental de la moralidad de cada uno>>), son entonces las características de esta <<vida espiritual>> lo que interesan mayormente a Bertoni. No Por casualidad es la dignidad el concepto central de su idea de civilización. << Si nosotros quisiéramos definir el concepto de civilización, no podríamos hacerlo sino englobando en uno los conceptos de agricultura , moral, artes, y justicia ; y ya que el altruismo lo consideramos como innato en el genero humano - al que ya salvó durante la fase más antigua de su indefensa existencia - diríamos que la civilización consiste en el desarrollo de la agricultura como base de la vida material, de la moral como base de la vida psíquica, de las artes como goce y relación, y de la libertad y democracia como medios de dignificación individual y colectiva. Es cierto que de estos cuatro puntos, el segundo es el único indiscutible, absolutamente necesario, y teóricamente bastante por sí solo, y que el último no ha sido por varias civilizaciones alcanzado. Pero, en la práctica, el primero y el tercero nunca han faltado completamente, y hacia el último se encaminan todas las civilizaciones actuales. ( La civilización guaraní, Etnología , página 203 ). En toda esta premisa teórica, la herencia Kropotskiana resulta evidente. Kropotkin escribe : << la anarquía es una concepción del universo basada sobre la interpretación mecánica ( mejor sería decir cinética ) de los fenómenos, que comprende toda la naturaleza, incluida la vida de la sociedad humana y sus problemas económicos, políticos y morales. Su método es el de las ciencias naturales, y cada conclusión a la que arriba debe ser verificada de este método se pretende de ser científica. Su tendencia es de desarrollar una filosofía sintética que acogerá en sí todas las verdades de la naturaleza incluso la vida de la sociedad sin incurrir sin embargo en los errores de Comte y Spenser>>. La aplicación del método científico al estudio de la sociedad humana - una presuposición teórica que influencio mucho al primer Radclife Brown, que después lo llevo a la degeneración - había convencido a Kropopotkin que, junto a la lucha por la sobrevivencia identificada del Darwinismo y enfatizada por T. H. Huxley como factor evolutivo, debería ser un factor no menos importante : el mutuo apoyo que, para retomar la citación de Bertoni, << ya salvó al genero humano durante la fase antigua mas e indefensa de su existencia>>.Probablemente, el impulso a orientar su investigación en esta dirección fue dada del príncipe anárquico de la lectura, en 1883, de una famosa conferencia del profesor Kessler, decano de la universidad de Petesburgo, sobre las <<leyes del mutuo apoyo>>, presentada durante un congreso de naturalistas rusos en enero de 1880. Kropotkin desarrolla la teoría del mutuo apoyo sobre el factor de la evolución en un libro que sale en 1902 en Londres, llamado justamente <<el mutuo apoyo>>, En el cual analiza la manifestación de ayuda recíproca ya sea en el mundo animal como en el humano. La actualización de la hipótesis Kropotkiniana retomada por Bertoni, resulta de las numerosas investigaciones que si bien no demuestran la valides, demuestran por lo menos el seguro interés científico. Mas allá del clásico << Anatomía de la destructiva humana>> de Erich Fromm y las síntesis de Bloch, se encontrarán interesantes desarrollos en los estudios sobre las transmisiones del comportamiento altruista de genéticos modernos como W.D. Hamilton, nuevas hipótesis sobre el altruismo en R.L. Trivers, y en R.B. Livingston ( <<Brain Circuitri to complex behavior >>), observaciones de fenómenos de mutuo apoyo en el mundo animal en los estudios de J. Van Lawick-Goodal y A. Kortland sobre los chimpancés, de S.L. Washburn y I : de Vore sobre los babuinos, en el reciente trabajo de Wheeler << Social life among the insects >> y en la estimulante obra de M. Bookchin << Ecología de la libertad >>. La originalidad de Bertoni respecto a Kropotkin antropólogo es la integración de aquel positivismo sui generis con un acercamiento simpatetico a las manifestaciones de la vida ya sean vegetales, animales, o sociales. Quiere no solo entender los mecanismos, mas ser amigo, quiere no solo observar la foresta, sino también escuchar su vos ; sabe entender al sciamano cuando estos le hablan del espíritu del jaguareté. Pero en el desarrollo de la temática del mutuo apoyo, que Bertoni quiere llamar <<dignidad>> o <<vida espiritual>>, los dos científicos se mueven sobre el mismo plano. Bertoni encontró confirmación de esta hipótesis justamente en los guaraníes. En la base de su juicio está el análisis de su organización económica, política y social, que lo llevó a la conclusión que su orden social fuese comunista anárquico. Encontramos confirmada esta afirmación tan frecuentemente de no dejar ninguna duda sobre el significado moral y político que el daba a esta constatación. En <<La Civilización Guaraní>> (higiene) así describe su descubrimiento: <<El dominio de los sentidos y de los propios deseos, tan notables en los antiguos como en los actuales (guaraníes), tiene una gran facilitación en la organización social y económicas de los pueblos guaraníes, que fue siempre comunista pura. Aparte toda discusión de si conviene o menos, el comunismo constituye naturalmente un ambiente contrario a todos los deseos individuales que no sean moderados. Es con el tiempo, que el comunismo puede preparar el ambiente que le es necesario, modificando pasiones y creando hábitos altruistas. De ahí la dificultad de implantarlo donde no existe, o no existen condiciones especiales que lo faciliten. La primera generación inevitablemente tendría que sufrir ( sobre todo donde faltase las aludidas condiciones especiales) por haber adoptado formas que contrarían los hábitos y las idiosincrasias heredadas, por mas que estuviese persuadida de las ventajas de esas nuevas formas. En cambio, donde es antiguo, como entre los guaraníes el comunismo se apoderó tan completamente de todos los hábitos que todos los actos individuales y la índole misma de la colectividad, se ajustan estrictamente y espontáneamente a la ya innata idea, y el comunismo se hizo como instintivo>>(La Civilización Guaraní, Higiene, pagina 198-199). ¿Que se evidencia de todo esto ? Diría que una observación es muy importante es esta : el comunismo primitivo según Bertoni no es instintivo , sino que esta basado sobre una decisión, un acto de voluntad colectivo. El hombre puede ser libre, pero solo si lo quiere. Esta es una afirmación que desalienta fáciles acercamiento a Rosseau. La idea de Bertoni es mas articulada : el hombre si esta dotado de la capacidad biológica al comunismo, pero no existe una especie de destino histórico para el cual son necesariamente comunistas los pueblos primitivos y necesariamente depravados aquellos << civilizados>> que a lo máximo podrían encontrar el paraíso perdido en un retorno a los orígenes. El comunismo es posible en cualquier estadio de desarrollo, basta con quererlo. No existe por lo tanto un comunismo ingenuo al cual contraponer un comunismo racional posible solamente como negación dialéctica del capitalismo a un dado estadio de desarrollo de las fuerzas productivas, sino una única tensión, siempre posible, siempre presente, que puede aparecer ante de ayer en los Guaraníes, ayer en Rusia, hoy en una pequeña comunidad sobre la ribera del Paraná, mañana... Aparece por lo tanto con evidencia, de la citación reportada arriba, como Bertoni debate con sí mismo el problema de la organización social, un problema que lo fascina justamente porque, aunque reconociendo que el comunismo es de difícil realización allá donde es necesario <<adoptar formas en contraste con las costumbres y la idiosincrasia >>, lo ve en vez realizado en los guaraníes. Pero aquello que tal vez a Bertoni mas le importa de subrayar es la capacidad de los guaraníes de conciliar la igualdad económica (<<el sentimiento altruista>>) con la libertad política ( o la libertad del político : <<dignidad personal>>). << Los pueblos guaraníes - afirma - han sabido resolver el difícil problema de ser comunistas sin ningún gobierno que imponga la distribución de los bienes >>( <<resumen de prehistoria, etc. >>citación página 72). En la organización social de los guaraníes no existe la obligación. El hombre, y hasta cierto punto la mujer, y todos los miembros de la colectividad son libres y pueden disponer plenamente de su voluntad. No existen imposiciones con la fuerza, ni directa ni indirecta. No obstante el comunismo puro, la voluntad individual es completamente respetada. Se trabaja en común y se aprovecha en común del producto del trabajo, estrechamente siguiendo las reglas proclamadas de los liberales comunistas europeos del siglo pasado << cada uno según su fuerza ya cada uno según su necesidad >> (Higiene, pagina 215). Mas aún : << El comunismo guaraní, como organización política, es completamente democrático, fundamentalmente igualitario y exclusivamente basado sobre el principio de los derechos de los individuos, limitados de aquellos del prójimo o de la comunidad >>. En otras palabras, este pueblo ha sabido traducir una bella teoría en realidad : << Aquello que fue o es todavía una utopía en los pueblos mas civilizados, pero desgraciadamente sucumbidos del egoísmo personal , se ha realizado en un hecho real en pueblos más modestos gracias a dos virtudes, o sea el sentimiento altruista y la dignidad personal >> ( <<resumen de prehistoria >>, pagina 72). La coincidencia de la descripción del orden social de los guaraníes las teorías sociales avanzadas de los teóricos del anarquismo notados por Bertoni, en particular Pietro Kropotkin, pudo explicar dos cosa. En primer lugar explica el origen de lectura política, del método de análisis sociológico y del metro moral con el cual Bertoni ha afrontado la civilidad de estos indígenas. La particularidad de la lectura política es dada de la definición de civilidad que esta a la base de su pensamiento social. Interpretando la civilidad guaraní como <<verdadera civilidad>>, a la par o tal vez superior de la civilidad europea y norteamericana, Mose Bertoni opera evidentemente con valores diversos a aquellos que retienen correcta la ecuación progreso material es igual a civilidad. Su ecuación es mas bien esta : progreso social (que al mínimo debe ser democracia pero que tendencialmente deben llevar al comunismo libertario) igual a progreso moral es decir civilidad. Estos valores son además los mismos que animaron a Kropotkin y Reclus cuando discutieron con Bertoni de la experiencia de una comunidad agrícola socialista, en la cual la agricultura resulta ser la base material de que Bertoni pone como primera condición en su definición de civilidad, y moral y libertad asumen el aspecto político de comunismo, de anarquía. (El arte será un punto que luego se descuida en la sucesiva elaboración del concepto de civilidad ). En segundo lugar, explica la tendencia de Bertoni a dejar de lado aquellos factores de la vida social guaraní que podrían hacer necesaria una modificación de valides, como la estructura parental, el role político de la magia, o las funciones sociales de la guerra. Sin embargo Bertoni sabe dar una descripción bastante precisa del sistema político de los guaraníes. <<Su constitución política era la democracia pura. El gobierno era del pueblo. El indio guaraní no cede su independencia ni como ciudadano ni como miembro dela tribu a ninguno y menos aún a la autoridad. Reconocía el cacique, estimaba al anciano, respetaba el abaré, pero no se consideraba nunca ni inferior ni sujeto a ninguno de estos.>> (<<Resumen de prehistoria>>, pagina 70>>). Este cuadro del pasado se confirma en las tribus aún existentes : <<El cacique, como su verdadero título de tuvichá indica, es como un padre, y como los padres, no castiga ni impone a sus hijos, que así llama él a los hombres de la tribu que dirige, y sí, sólo emplea la persuasión, dando buenos consejos o inculcando ideas, valiéndose únicamente de su arte oratoria y del prestigio que su experiencia y sus conocimientos le habrán dado. Pero nada de imponer por la fuerza. Ni lo podría ; pues todos y cada uno son libres de obedecerles o menos, y fuerza de policía no hay, ni nunca hubo en país guaraní. Ningún trabajo, ningún servicio es materialmente obligatorio ; ni el de las armas. Ni en caso de defensa de la tribu y el hogar, el guerrero no tiene obligación absoluta de concurrir. Si se niega, su voluntad es respetada como siempre. Sólo la presión moral es prácticamente admitida, por ser tal y carecer de fuerza material, y por no quebrantar la voluntad individual, ni intentarlo siquiera. Pues esta presión tampoco debe ser exagerada, ni expresada en términos violentos. Como se ve, el concepto del <<cacique>>, es opuesto a toda realidad, si se aplica a los guaraníes.>>( <<Higiene>>, pagina 216). La fuerza del jefa, o bien su poder, esta todo en la palabra, en el <<arte oratorio >>, y viene constantemente negada de la facultad de no prestarle atención, la orden podía transformarse en efectiva en caso de guerra, lo que le recuerda a Bertoni la constitución de los antiguos Suizos, pero solamente porque había decidido libremente de seguir al jefe en aquella determinada empresa. La historiografía anárquica recuerda el ejemplo de Buenaventura Durruti, que fue tácitamente reconocido comandante militar de la milicia revolucionaria anárquica en el periodo de la guerra civil española. Es de suponer que también el mecanismo de elección del jefe funcionase en base a la palabra. En caso de paz tienen también los ancianos una posición particular, a los cuales se le reconoce una particular autoridad moral. << [Entre los guaraníes] no sucede como entre los europeos que el anciano cuando ya no esta mas en grado de trabajar, debe considerar terminada su vida activa. En todas las épocas y en toda la enorme extensión de sus territorios, el verdadero gobierno siempre pertenecen a los ancianos. A ellos le corresponde el gobierno espiritual y la vigilancia de la moral y de las costumbres. sus consejos son continuamente solicitados en caso de emergencia, trabajos o empresas, y mucho mas solicitado y apreciado cuando mayor es la edad. Esto constituye al mismo tiempo, al mismo tiempo, otro importante aspecto de la higiene moral. El anciano se siente feliz y orgulloso de ser útil hasta el último día (<<Higiene>>, pagina 31).

Junto a los ancianos se encuentran también en una posición particular los sciamanos. A este punto resulta inevitable hacer alguna alusión al sentido religioso de los guaraníes. Reasumiendo los aspectos principales de su religión se obtiene que :

Los guaraníes creen en un Dios supremo, puro espíritu ;
junto a esto creen en dioses semicorporales con los cuales pueden interactuar ;
otro punto importante esencial de sus religiones es la creencia en la inmortalidad del alma.

No es para nada fácil determinar cuales de estas creencias son autóctonas y cuales de provenencia europea, introducidas por los misionarios jesuitas. Lo que es un hecho: << los guaraníes se consideraban muy superiores a todo otro pueblo de su conocimiento, y aun de todos lo que pudiesen existir, pues se hacían descender directamente de Dios, o sea el supremo creador. Y a pesar de la ruina de su dominio por los europeos, y de la consiguiente decadencia , aun en el estado de mayor depresión aparente, y aun en las tribus " aré " o rezagadas y casi ocultas en el refugio de la mayor soledad de las selvas, aquella sugestión persiste, y el orgullo a que dio lugar, persiste intenso debajo de la más modesta apariencia, como fuego debajo de las cenizas >> ( <<Higiene>>, pagina 204 ). Es posible que sobre este terreno de creencias y supertisiones, que uno o otro sciamano, sacerdote o mago, haya sabido aprovechar para satisfacer ambiciones particulares y vanidad y ejercitar funciones de autoridad política. Pero también es posible que alguno entre estos creían sinceramente de poder interpretar algunos signos particulares y divinos de determinados fenómenos, reteniedose luego en el deber de hacer de profeta. Ni siquiera se excluye que sin embargo Bertoni tenia razón, y la autoridad de los sacerdotes no iba mas allá de la autoridad moral, y que a lo máximo se sumaba el ser sacerdote con el ser anciano, pero sin abusos. Según Bertoni se puede reducir toda la religión guaraní al siguiente concepto : << Una sanción natural y social del bien y de la moral bajo la vigilancia del espíritu supremo e invisible>> ( Resumen de prehistoria, pagina 70). Con particular interés han tratado los etnólogos de interpretar aquel desconcertante fenómeno místico que fueron las desastrosas migraciones guaraníes hacia la << tierra sin mal >>. Con el propósito de llegar a este país, ellos hacían largos ayunos bailando, con la esperanza de que : volviéndose tan livianos, podrían atravesar el océano. En estas ocasiones el poder de los sciamanis habrá sido notable.

Al sistema político y religioso así sumariamente descripto corresponde un sistema comunitario basado principalmente sobre la agricultura, pero también sobre la cosecha, la casa y la pesca. En cada tribu, según Bertoni, los campos para las cultivaciones venían divididos en ayuntamientos en el cual a cada familia tiene el derecho a una pequeña porción para la explotación individual y libre. Junto a estos campos personales , todas las personas aptas participan de los trabajos del campo grande colectivo. << es el individuo mismo el que toma del deposito común aquello que necesita, y no existen abusos (...). El comunismo igualitario se ha transformado en una realidad práctica.>> (<< Resumen de prehistoria >>, pagina 73-74). Una organización política y económica del tal genero, basada sobre el mutuo apoyo, y la libre participación al desarrollo del bien estar de la comunidad, se sirve evidentemente de determinados mecanismos de reproducción de los valores tal vez mas aun del comportamiento social entre los cuales es de primaria importancia la educación de los hijos. << la idea de castigar a un niño es tan extraña a la mentalidad de los guaraníes, que el caso sería escandaloso y considerado como mala acción. Padre guaraní jamás castiga a sus hijos, ni los reprende con palabras muy severas. Por lo contrario, le deja hacer lo que quieran, limitándose a vigilar para que no caigan en peligros, o hagan cosas inconvenientes. Aun en este último caso jamás reprende con severidad, ni les habla fuerte, sino muy suave y cariñosamente explica lo inconveniente y apela a la persuasión y si no lo consigue, insiste siempre con paciencia, sin siquiera hacer una amenaza. Es el sistema japonés. Y por el psiquismo, la razón de tal proceder se explica : no quebrantando nunca en el niño la fuerza de voluntad que valoriza a todas las energías el adulto resulta lo que es el Japonés, admirable de pujancia e iniciativa individual, obrando siempre como si el triunfo y el porvenir de la colectividad dependiesen exclusivamente de su acción personal. (<< Higiene>>, pagina 211-212). Pero no es solo por el desarrollo de la voluntad y de la iniciativa personal que los guaraníes han adoptado el sistema de educación no autoritario, sino también porque <<despierta y estimula el espíritu de dignidad. El niño de corta edad siempre se cree mas capas, y es mas serio, de lo que muy generalmente suponemos. Pero nuestra continua intervención en sus actos, ya por impedir un mal real o imaginario, ya por imponer nuestra voluntad, que frecuentemente no le explicamos y no pocas veces es capricho nuestro, ya porque la natural vivacidad fastidie a nuestros nervios malhumorados, esa continua intervención va destruyendo en el niño la confianza en sí mismo y su pujancia, va apocando su personalidad y si no posee una naturaleza de rebelde, va acostumbrándose a no tener iniciativa personal, a no resolver o pensar el mismo en los problemas y dificultades que se le presentan, y termina muchas veces por anular su ser, en una continua espera de ordenes que le guíen en todo, salpicados de reproches y amenazas que le acobardan, y aplastan a todo espíritu de dignidad. De semejante manera se prepararan siervos sumisos y fieles súbditos de todos los despotismos, pero nunca ciudadanos consientes, libres y dignos de una verdadera democracia. (<<Higiene>>, pagina 216-217 ). También aquí, como sobre otros puntos, Bertoni da su adhesión explícita a las manifestaciones de la civilidad guaraní retiene liberaria. El problema que viene tocando aquí es de particular importancia, indicio del significado revolucionario que el daba a la educación que se transforma para el en un momento extremadamente importante en el proceso de emancipación humana. Pero si es en parte una temática del pensamiento mazziniano que reflorece en Bertoni, no es a la vez solo esto : es sobre todo el resultado de luchas y de experiencia. Es aquí el lugar de dispar un equívoco de Pedrassini, cuando escribe : hemos visto como el estaba absorto, ya en sus años de estudiante, de las ideas que hoy se denominan extremistas y que limitan con el comunismo, a aquello sincero y hasta un cierto punto ingenuo (...). Pero bastaron dos años de experiencia para hacerle ver la vida bajo otro aspecto y convencerlo que, dada la naturaleza humana como es en realidad. Su ideología humanitaria era utópica y su altruismo en vez de hacer escuela y ser seguido, era frustrado de quien sabía aprovecharse para sí. (pagina 76) . se trata de un equívoco también alimentado de la madre desde los tiempos de las desilusiones de Santa Ana, pero no por esto menos falso. Son justamente sus estudios sobre los guaraníes lo que prueban lo contrario, y eso es que dadas ciertas premisas y en determinadas condiciones ( no necesariamente <<primitivas>>, repito) la anarquía es posible. Mucho mas precisa , aunque partigiano, es por lo tanto el testimonio de Libero Bertoni en la <<Cronaca Ticinese>> refiriéndose a Moisés Bertoni : <<Toda su vida el ha dedicado al sueño de su ideal, pero mientras el vivía absorto en eso, no le quedó tiempo para darse cuenta que en la vida el idealismo es una esepción y que la gran masa amorfa de los mediocres es la regla>>.

Otro aspecto de la educación de los Guaraníes es el desarrollo de la capacidad del control de sí mismo, una capacidad de autodominio pero que <<no llega nunca a una exageración que permita la formación de " deseos comprimidos", y esto sucede por la razón de que ese dominio es como insinuado por la colectividad y prácticamente enseñado en la familia, pero nunca impuesto por la fuerza ni por ninguna violenta presión, pues esto no existe ni en la educación, ni en la organización social Guaraní.(<< Higiene>>, pagina 199). En relación a la educación se presenta también muy interesante la higiene sexual. En general ocurre que se dice siempre inmediatamente que, aunque fuese admitida la poligamia ( no en toda la parcialidad y a veces solo por el jefe, como forma de recompensa social por la mayo r inversión de energía de el pretendido por la tribu, la vida sexual esta comprendida totalmente en relaciones de afecto y estima recíproca. La difusión de la poligamia en ciertas tribus Karaí ( Guaraní) encuentra su explicación natural en la abstención obligatoria ya que << el respeto por la mujer durante todo el periodo del embarazo era absoluto>>( <<Higiene>>,pagina 167). Por otra parte el adulterio descubierto podía provocar la venganza del interesado directo. Un aspecto interesante de la higiene sexual guaraní es el "matrimonio precoz", una cuestión principalmente de raza y de clima. En efecto en un clima tropical favorable a una vida libre y en armonía con la naturaleza, << el joven de 15 años es casi ya un hombre, y reúne todas las condiciones necesarias para ser soldado, ciudadano de una república igualitaria, comunista y sin partidos políticos, así como para ser esposo y padre. (<<Higiene>>, pagina 158). Entre las consecuencias de esta costumbre, afirma Bertoni, es la mayor responsabilidad, "espiritualidad ", del matrimonio : <<El adolescente es mas espiritual, mas ingenuo en sus pensamientos, mas puro en sus acciones. Tiene en la vida la plena confianza de los que todavía no han experimentado sus dificultades, y no tiene el egoísmo que la asperidad de la lucha mas tarde suele despertar. Con más razón en una sociedad igualitaria y comunista, al adolescente el porvenir sonríe, y a esa sonrisa generalmente no sucede engaño suficiente, como para hacer desviar al adulto de los propósitos formados durante la adolescencia>>. (<<Higiene>>, pagina 161). Al matrimonio precoz le corresponde también la admisión a las reuniones públicas con los derechos de los adultos, precisa Bertoni. <<Pero el casamiento muy temprano influye también de otra manera, atenuando los más o menos naturales arrebatos, no mediante el oponerse a ellos por un esfuerzo de voluntad sino previniéndolos. Sin saberlo , sin mucha ciencia, pero con su fino espíritu de observación, los guaraníes se adelantaron de siglos al ya celebre Dr. Freud, en el descubrimiento de los "deseos comprimidos" y sus efectos. Y en el caso le ganaron; pues descubrieron un medio eficaz para evitar su formación.

Contestando a la pregunta que hiciéramos, si por que se casasen tan jóvenes, un viejo arandú avámbihá, sonriendo con sorna, explicaba uno de los motivos mediante esta ingeniosa figura :- "Si tu tomas un poco de agua antes de comer y otro poco después de comer, sin esperar la sed, no tendrás sed después tampoco ; pero si no tomas con anticipación y esperas que te de la sed, y no tienes con que satisfacerla, cuando encuentres agua tomaras hasta hincharse tu vientre, y no llegaras a apagar tu sed ". El Dr. Freud estaba batido. Aplíquese la figura, hágase la comparación, reflexiónese, y verase si no hay en eso una muy útil indicación.>> (<<Higiene>>, pagina, 166). Ya se ha visto como los guaraníes se esforzaban en educar sus hijos al dominio de si mismos y a la soportación del dolor ( sea dicho de paso, sin crueles ritos de iniciación en general ). Evidentemente no fue difícil para Moisés Bertoni reencontrar la componente estoica de su pensamiento en esto, como del resto en otras características tradiciones mas propiamente atinentes a la higiene : entre estas, el uso de ayunos en cuanto es para los guaraníes motivo de orgullo el no ser esclavo del comer ; y la costumbre de permanecer inmóvil en caso de enfermedad, a veces por varios días, "como en profundo letargo" y tratando de esconder el dolor. También la alimentación presenta caracteres ascéticos análogos a la tradición estoica : <<es esencialmente vegetariana. Donde se admite comer carne , es con restricción>>.( Higiene>>, pagina 61). De bebidas o sustancias estimulantes o narcóticos hacen un uso extremadamente moderada ; no consumen alcohol, pero si un mosto apenas fermentado. Ya de las descripciones mas antiguas de los guaraníes ha estado resaltado su alegría por la vida. Viajes, juegos, danzas, todo se desarrolla en una atmósfera de alegría general, sin violencia ni obscenidad. << la buena higiene - concluye Bertoni - es alegría >> ( << Higiene >>, página 58).

No puede subsistir ninguna duda que esta descripción de la civilización guaraní corresponde en sus trozos esenciales al posible diseño de un modelo de sociedad comunista anárquica. Resumiendo los principales componentes, encontramos como base el respeto por la dignidad del hombre, del individuo sobre todo, que es el producto de la relación entre moral y progreso social. La organización social, y Bertoni lo declara explícitamente, es comunista pura. No existe autoridad centralizada, ni ejercito regulador, ni alguna forma de policía. De leyes escritas no se tiene noticias. El individua es libre de respetar o no la sugerencia del jefe y no existe ninguna constricción. La organización y económica y comunitaria esta fundada sobre el principio << de cada uno según sus posibilidades, a cada una según sus necesidades >>. La educación es completamente no autoritaria y la higiene sexual se basa sobre relaciones libres y desinibidas. Nosotros hoy prestaremos tal vez, mayor atención a lo que consideraba Bertoni - se declaró feminista convencido - a la relación entre hombre y mujer, y al rol de la mujer en la sociedad. En investigaciones sucesivas se puso mucho el acento sobre la división sexual del trabajo, el famoso "arco" contrapuesto a la panera, en los indios sudamericanos de las tribus de cazadores. En las poblaciones de agricultores es posible que esta fuese notablemente atenuada. Bertoni se refiere a veces al carácter patriarcal de los linajes, y en general parece que sea el hombre quién elige a su mujer. Yo pienso que en estos casos se necesita estar muy atentos a distinguir la forma de la sustancia. Es probable que " la elección" del hombre corresponda en substancia a la sanción de un hecho de no implicante constricción para la mujer. Obviamente con esto no es posible excluir prevaricaciones, sometimientos, imposiciones. Una mujer hecha esclava en ocasiones de guerra no tenía naturalmente muchas posibilidades de elección, y podía arriesgar de ser violada por todos los componentes masculinos de una tribu. Pero estructuralmente en tiempos de paz, la mujer gozaba la misma dignidad del hombre, y no era excluida de los procesos decisionales - siempre substancialmente - a ningún nivel, como también es cierto que también podía ser reconocida como sciamane o cacique de una entera nación.

En conclusión, parece muy acertado el juicio de Mario Jäggli sobre el conjunto de los resultados etnológicos presentados en << La Civilización Guaraní >> : << no podemos sustraernos al convencimiento que Bertoni, aunque revocando con rectitud científica indiscutible la vida y las costumbres de los antiguos guaraníes, haya querido, en este libro suyo, que asume significado de testamento espiritual, señalar el camino de la sabiduría a aquellos que presumen de encontrar en la posesión , en el goce material, una vertiente de felicidad duradera >>.

Página principal  Biografía   Obras  La Civilización Guaraní Bibliografía  Cronología 

Álbum de Fotos Contáctenos  Vínculos