La vida de un colono galés en la última frontera.
John Daniel Evans

Marcelo Gavirati

John Daniel Evans es ampliamente conocido en la historiografía chubutense por ser el único sobreviviente del Valle de los Mártires, el único episodio de violencia entre galeses e indígenas patagónicos, en el que un grupo de galeses que recorría el interior patagónico fue atacado por indígenas del cacique Foyel, en el marco de la de la –así denominada– "Conquista del Desierto". Sin embargo, más que del enfrentamiento, su vida es un testimonio del espacio de convivencia que supieron construir entre galeses, pampas y tehuelches en la Patagonia de la segunda mitad del siglo XIX. Su llegada siendo un niño a Patagonia, sus juegos con los niños indígenas, su aprendizaje de cómo vivir y convivir en el "desierto", su imagen del "otro" indígena al que luego percibiría como su "hermano del desierto", su amplio conocimiento del medio que lo convirtió en el "baquiano" por excelencia, su vida como pionero en una nueva frontera al pie de la Cordillera de los Andes, lo convierten —tal vez— en el mejor relator de aquel inmigrante común venido del País de Galés, que supo adecuarse a la inmensidad patagónica, a sus misterios y a sus distancias, y que en ese proceso fue construyendo una nueva identidad, con componentes galeses, indígenas y criollos: la de los "galensos" de la Patagonia.

Foto: John Daniel Evans y su caballo Malacara (Trevelin, 1907)

Gentileza Clery Evans, Museo Cartref Taid

Ver  también John Daniel Evans y Museo Cartref Taid en Historia Trevelin

Volver a Indice Libros

Volver a Página Principal de Patagonia Histórica